Identificación de un mecanismo permite disminuir celulas madre en el envejecimiento

Estudiosos del Instituto de Biomedicina de Valencia, centro de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han encntrado una forma celular que disminuye la pérdida de células madre conectadas con la edad en el cerebro de ratones senescentes con nosología neurodegenerativa. El estudio recientemente publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), y podría tener utilidades futuras en el tema del tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer

Helena Mira, estudiosa del CSIC en el Instituto de Biomedicina de Valencia, relata que “décadas de investigación han determinado que las células madre residentes en el hipocampo de los mamíferos son las responsables de la capacitación de nuevas neuronas y de la capacidad de regeneración neuronal de esta una parte del cerebro esencial para la memoria.

Mas la capacidad de neurogénesis del hipocampo se disminuye con la edad, y empeora de manera notable en los casos de enfermedades como el Alzheimer. Nuestro trabajo se centra en descubrir por qué sucede esta disfunción y de qué forma podemos modificar las células madre del hipocampo para eviitar esta degeneración en los procesos de envejecimiento”.

Averiguar por qué sucede la disfunción y de qué forma se pueden manipular las células madre del hipocampo es esencial para compensar la degeneración del envejecimiento.

Los estudiosos del centro del CSIC han empleado como molde de investigación ratones perjudicados por una nosología famosa como senescencia o bien envejecimiento acelerado, centrándose en una cepa llamada SAMP8 con déficits de memoria afines a los de la enfermedad de Alzheimer.

“Hemos averiguado de qué forma los ratones SAMP8 muestran una pérdida acelerada del conjunto de células madre neurales, lo que coincide con un incremento anormal en la proteína BMP6. Asimismo hemos corroborado, a través de ensayos in vitro, que la proteína BMP6 daña gravemente la expansión de las células madre neurales, y que la administración intracraneal in vivo de la proteína Noggin, oponente de BMP, restaura el número de células madre neurales del hipocampo, la neurogénesis, la memoria y el comportamiento en los ratones SAMP8”, agrega Mira.

Los resultados de esta investigación, en el que asimismo han participado el Instituto Cajal del CSIC y el Instituto de Salud Carlos III, podrían valer para realizar tratamientos que usen la capacidad plástica del cerebro para progresar las funciones cognitivas en el envejecimiento y para tratar enfermedades neurodegenerativas crónicas como el Alzheimer.
M. Díaz-Moreno, T. Armenteros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *