Los patrones ceraberales quizás expliquen las modificaciones del TDAH en niños

Los diferentes patrones cerebrales pueden asistir a determinar las alteraciones en la manera en que los pequeños se vuelven con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), allanando el paso cara un mejor tratamiento y apoyo para el trastorno del crecimiento neurológico común.

A través de el empleo de técnicas de neuroimagen, The Children’s Attention Project, dirigido en el Murdoch Children’s Research Institute (MCRI), descubrió que determinados patrones en todo el cerebro semejan estar vinculados con los síntomas, el desarrollo y la cognición del trastorno.

Los descubrimientos, publicados on line en el American Journal of Psychiatry, detterminan que las distintas formas en que se presenta el TDAH en los pequeños pueden proceder de una mezcla de factores que tienen orígenes biológicos concretas en el cerebro.

El estudioso primordial, Tim Silk, de la Escuela de Sicología de la Universidad de Deakin, ha expuesto que para progresar los tratamientos o bien pronosticar la posible progresión del TDAH es esencial entender qué ocurre en el cerebro. “Todavía no conocemos cuáles son los mecanismos latentes en el TDAH, mas está bastante claro que no está apartado en una o bien 2 áreas del cerebro”, asegura Silk.

Ningún marcador biológico puede advertir el TDAH, sino, en la actualidad, son las evaluaciones efectuadas por un médico o bien sicólogo las que forman el principio del diagnóstico formal. El trastorno se trata con estrategias de comportamiento, asesoramiento y medicación, conforme sea preciso.

Varios patrones encontrados

El estudio mezcló múltiples imágenes de resonancia imantada para examinar los cerebros de ciento sesenta pequeños australianos de entre nueve y doce años, setenta de los que cumplieron con los criterios de diagnóstico para el TDAH. En el momento en que identificaron un conjunto de patrones cerebrales, los estudiosos probaron que esos patrones podían pronosticar los síntomas del TDAH en un conjunto independiente de pequeños.

Los estudiosos identificaron 4 patrones alternos en todo el cerebro, cada uno de ellos asociado con perfiles únicos.

Estos englobaban las peculiaridades demográficas, como el sexo y el nivel socioeconómico; las variables de la vida temprana, como los kilos al nacer y el consumo de tabaco en el embarazo; los factores cognitivos como el pensamiento, el lenguaje y las habilidades académicas; y los factores relacionados con el TDAH, como los síntomas habituales, el empleo de fármacos y las contrariedades sociales y calidad de vida.

Los especialistas hallaron 2 patrones cerebrales particularmente relevantes para el TDAH. En uno, los pequeños con cerebros menos maduros en el desarrollo revelarón más síntomas de hiperactividad y tenían más probabilidades de percibir tratamiento El otro patrón reflejó las peculiaridades clínicas habituales del TDAH, como síntomas de hiperactividad, inconvenientes sociales y también irritabilidad, puntajes académicos y cognitivos más bajos y empleo de fármacos para el TDAH.

 

Avances en los análisis de resonancia imantada

“Las diferencias en la estructura general del cerebro pueden dar sitio a cambios funcionales en las redes cerebrales que son responsables de la función cognitiva, los procesos sensoriales y motores”, ha añadido Silk, quien asimismo es miembro honorario de MCRI y miembro honorario senior del Departamento de Pediatría de la Universidad de la ciudad de Melbourne.

La meta final en un largo plazo de la investigación, ha explicado, es ver si la neuroimagen podía suministrar medidas objetivas para el diagnóstico de TDAH y tratamientos adaptados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *