Menor riesgos de sufrir tumores neuroendocrinos controlando la alimentación

Los tumores neuroendocrinos se producen en las células neuroendocrinas que generan hormonas y se hallan desperdigadas por todo el organismo.

Son parcialmente poco usuales, mas su prevalencia es importante siendo cánceres de lento desarrollo y de larga supervivencia.

De ahí que es preciso lograr calidad de vida. “Nutrición y tumores neuroendocrinos” es una guía gratis para pacientes y familiares que no solo procura eludir inconvenientes, sino más bien asimismo ofrecer recomendaciones para prosperar el estado de salud.

Se trata de una idea de la asociación de pacientes NET España que tiene la cooperación de diferentes entidades, entre otros muchos, el Conjunto De España de Tumores Neuroendocrinos y Endocrinos (GETNE) o bien la Sociedad De España de Oncología Médica (SEOM), aparte de la Fundación Más que Ideas.

“En ocasiones, las consultas de oncología sonrapidas y centradas en el tratamiento y dejamos alejadas las recomendaciones sobre estilo de vida”, reconoce la oncóloga Paula Jiménez-Fonseca, autora de múltiples libros sobre la nutrición en el paciente oncológico.

Son tumores variadísimos, con diferentes pronóstico y que apenas presentan síntomas, lo que les transforma en un reto para la Medicina, señala la doctora.

 

El resultado de los tumores neuroendocrinos

La malnutrición en un inconveniente usual en estos pacientes en tanto que muchos tumores generan hormonas que afectan al tránsito intestinal, como acidez o bien reflujo gastroesofágico, pérdida de hambre o bien diarrea.

Por otra parte, las cirugías o bien los medicamentos que reciben asimismo afectan a los pacientes sometidos a cambios metabólicos en medida de los diferentes género de tumor y padecen desde pérdida de peso, a hipoglucemias, hiperglucemias, déficit de proteínas, vitaminas liposolubles y zinc; deshidratación y niveles bajos de potasio y magnesio.

Y a esas diferentes situaciones el manual “Nutrición y tumores neuroendocrinos” ofrece información y recomendaciones.

De esta forma lo explica el doctor José Ángel Díaz del Servicio de Endocrinología y Alimentación del Centro de salud Clínico San Carlos quien, además de esto, deseó concretar que en ciertos centros hospitalarios públicos existen consultas de alimentación de acceso libre a fin de que el paciente pueda orientar su nutrición.

“La malnutrición acarrea la depresión del sistema inmune y puede reducir el efecto de los tratamientos”, explica Liliana Cabo, farmacéutica y miembro de la Academia De España de Alimentación y Dietética (AEND).

La especialista afirma: “El paciente oncológico está perdido, no sabe qué comer y tampoco come pues no tiene apetito”. De ahí que estima que esta manual da una orientación en proporción de cada circunstancia, aparte de enseñar técnicas culinarias y recetas con un considerable poder nutricional, aparte de atractivas que asisten a que el enfermo se adhiera a las pautas dietéticas adecuadas.

El libro concluye con el cambio de las emociones en todo el proceso de tratamiento del cáncer. El impacto sensible del diagnóstico de un tumor neuroendocrino recae no solo en el enfermo, sino más bien en toda la familia.

El hambre es una las perturbaciones más usuales a raíz de la preocupación y tristeza, no solo por la enfermedad: hacer más comidas al día mas más frugales, comer cuando se tenga hambre o bien tomar el tiempo que sea preciso, son ciertos consejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *