Nueva pildora anticonceptiva protege contra unos tipos de cáncer

La variedad de métodos anticonceptivos se ha ido diversificando durante las últimas décadas y las posibilidad son hoy multitud. De manera especial en lo concerniente a la pastilla oral: las combinaciones existentes cada vez son más y mejores, mas la “novedad” en medicina no siempre y en todo momento es homónimo de “seguridad”.

No obstante, se puede decir que los recientes anticonceptivos aumentan las esperanzas con respecto a otros más viejos, conforme un reciente trabajo publicado en el British Medical Journal: son capaces de resguardar contra el cáncer de ovario en mujeres jóvenes, aun años tras dejar de tomarlos.

Si bien previamente múltiples investigaciones ya recomendaban que los anticonceptivos orales por norma general tienen cierto efecto protector contra el cáncer de ovario y el cáncer de endometrio, los nuevos anticonceptivos combinados aumentarían más si cabe dicho potencial.

Los recientes compuestos incluyen dosis más bajas de estrógenos y progestágenos más nuevos, lo que daría protección aun en mujeres jóvenes. Los precedentes estudios solo habían analizado la medicación que va quedando obsoleta, por contener altos niveles de estrógenos y progestágenos “viejos”.

 

Prevención del veintiuno por ciento de casos

Para concluir esta conclusión, un conjunto de estudiosos de la Universidad de Aberdeen (Escocia) y la Universidad de Copenhague (Dinamarca) abordó de qué manera la toma de nuevos anticonceptivos combinados y solo progestágenos podrían involucrar al peligro de padecer cáncer de ovario en mujeres jóvenes en edad fértil.

Tras tomar en consideración factores diferentes, los estudiosos advirtieron un aumentos de casos de cáncer de ovario -siete con cinco casos por cada cien personas todos los años- en el conjunto de mujeres que nunca había utilizado anticonceptivos.

Por su lado, las mujeres que los habían tomado alguna vez tenían menos de la mitad de casos de cáncer de ovario -tres con dos casos por cada cien personas todos los años.

Si bien existían pocas usuarias de anticonceptivos basados solo en progestágenos, no se advirtió ningún efecto protector en la toma de exactamente los mismos. Todavía de esta forma los estudiosos son cautelosos con respecto a tal aseveración, puesto que el escaso número de usuarias limitaba la capacidad del estudio para advertir dicha protección.

Por último, se advirtió un claro efecto protector por la parte de los anticonceptivos mezclados en prácticamente todos las clases de cáncer de ovario, sin advertir diferencias significativas entre los diferentes géneros de progestágenos utilizados. Se calcula que hasta un veintiuno por ciento de los cánceres de ovarios se habrían previsto a través de la anticoncepción hormonal combinada.

Los estudiosos apostillan que, pese al elevado número de mujeres analizadas, se trata de una investigación observacional sin una clara causa-efecto: hay una relación significativa con la toma de anticonceptivos combinados, mas esto no desea decir que estos ejerciten verdaderamente una protección directa.

Además de esto, asimismo apuntan que no se estudio al conjunto de mujeres mayores, en las que acostumbran a generarse más casos de cáncer de ovario, pese a que se ajustaron un sinnúmero de factores de corte posibles en el conjunto de edad estudiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *